CUIDA TU HIDRATACION, SI SUBES A LA MONTAÑA

El cuerpo pierde gran cantidad de agua a mayor altura, por lo cual es de real importancia para el organismo llevar buena hidratación durante expedición.

La mayoría de los centros de esquí, ya se encuentran dispuestos a recibir a los deportistas y fanáticos que desean disfrutar de su deporte favorito sobre la nieve, pero antes de comenzar es importante que tomes algunas precauciones.

En la montaña cuando ascendemos por varias horas, escalamos de forma rápida y caminamos mucho tiempo por senderos, se origina un mismo efecto sobre nuestro cuerpo, “sudoración”.

Toda actividad física que hagamos en la montaña, hace que aumente nuestra temperatura interna, por lo que nuestro cuerpo, sabiamente mediante el sudor consigue una refrigeración perfecta.

Otro factor importante es que a alturas superiores de 2.500 metros existe una mayor pérdida de liquido, asociada al aumento de diuresis (secreción de orina), y además existen altas perdidas de agua por vía respiratoria. Además disminuye el apetito.

Para solucionar esto debemos hidratarnos de manera constante, mientras desarrollamos la actividad, a razón de unos 250 ml cada 30 minutos, desde el mismo inicio de la misma. Es fundamental que nuestro cuerpo no llegue al punto de tener la sensación de sed, ya que si es así, ya  hemos comenzado a deshidratarnos.